Un nuevo foro de Saint Seiya con personajes originales e inventados
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Il trillo del diavolo [Jeanne]

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Jeanne Reno
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
avatar

Aries Búfalo
Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 12/03/2012
Edad : 33
Localización : Donde me lleven mis pies

MensajeTema: Re: Il trillo del diavolo [Jeanne]   Miér Mar 28, 2012 5:27 am

Jeanne se dejó abrazar, aplastándose contra el pecho de él, no queriendo que la viese llorando, superada por la situación

Jeanne... Lo siento...

La caballero de pegaso se mordió el labio inferior, queriendo disculparle, decirle que no era culpa suya, que ella solita la había liado sin ayuda, y que él no tenía nada que hacer, pero no pudo. Abel le acarició la mejilla húmeda, y ella simplemente se restregó contra la mano, intentando contener las lágrimas, dolida al saber que él se sentía mal por la situación.

Segundos después, abrió los ojos, mirando suavemente al muchacho, entrecerrando los ojos húmedos, aún apoyada contra la mano de él. Su mano izquierda se apoyó en el pecho del muchacho, acariciándolo con ternura

Si te dijera... Que las palabras de Minos no se me hacen tan descabelladas, sumándole a los sueños que he tenido... Jeanne... crees... ¿crees que estoy loco...?

Jamás he conocido a nadie más cuerdo que tú la chica le lanzó una mirada firme, seria, antes de suspirar, apoyando su cabeza contra el pecho del hombre, escuchando su corazón No, no estás loco... sólo confuso. Lo que ha hecho y dicho Minos hoy ha sido muy... extraño. Pero ella creía en lo que decía, y eso puede haberte afectado. Pero te conozco, no eres un juez severo e injusto que manda almas al infierno, ni un conquistador a sangre y fuego. Ni tampoco somos enemigos, Abel. No, no creo que Minos diga la verdad, no del todo... aunque hay algo que me preocupa. suspiró, cerrando los ojos

Esa armadura negra, esa... energía que destilaba... se me hacía familiar. Y eso me preocupa, nunca he visto a nadie con esa capacidad, ni si quiera cómo hacer aparecer cosas. Quizás debiera preguntar a mi abuelo, él sabe mucho más que yo de artes marciales suspiró Hoy se marchó, pero quería matarme, lo noté. Está... inestable, y eso me preocupa. Con esa muestra de poder y esa intención asesina, no creo que hubiera podido protegerte... y me hace sentir tan mal... tan débil. Para algo que puedo hacer, y no lo puedo hacer bien sonrió triste, desesperanzada Quizás tenga razón y no te convengo...

_________________

Si estás pasando por un infierno, sigue andando - Winston Churchill
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hades
Dios Hades [Administrador] [Juez]
Dios Hades [Administrador] [Juez]
avatar

Pez Búfalo
Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 12/03/2012
Edad : 33

MensajeTema: Re: Il trillo del diavolo [Jeanne]   Miér Mar 28, 2012 6:05 am

- Pero te conozco, no eres un juez severo e injusto que manda almas al infierno, ni un conquistador a sangre y fuego. Ni tampoco somos enemigos, Abel.

Esas palabras hicieron reaccionar aquella sensación interna. Su vista se nubló ligeramente o, más bien, permaneció ensimismado en aquellos vocablos. Su mente viajó, en lo que a él le pareció una eternidad, a otro lugar. Esas mismas palabras, en labios de otra mujer y tan parecida a la que, ahora, tenía a su lado, en el lecho. A su alrededor, todo estaba cubierto de flores, en un paraíso sin fin donde innumerables personas convivían en paz y armonía.

- Mi... Doncella... - Apenas susurró, sin percatarse de que aquel par de palabras se le escapaba entre los labios. Recordaba a una mujer, a un viejo amor, pero... él solo había conocido a Jeanne, ¿o es que había algo más? Era todo tan nítido y confuso a la vez.

Cuando se percató y salió de aquel agradable sopor, Abel parpadeó, algo confundido, pero con un tremendo alivio en su corazón. De repente se sentía fuerte, capaz de comerse el mundo si era necesario. Finalmente, se giró, hasta quedar de lado, sobre su cuerpo, y mirando a Jeanne. Volvió a acariciarle, con ternura, la mejilla.

Ahora bien, tenía una mirada de dulzura y severidad al mismo tiempo.

- Jeanne... Si te vuelvo a escuchar la frase "no te merezco", te juro por lo más sagrado que te dejo sin sexo durante todo un mes, si es necesario. - Finalmente, le sonrió, entre divertido y enternecido, mientras le regalaba un beso corto en los labios, antes de volver a mirarla. - Me parece bien lo de que vayas a visitar a tu abuelo... Creo que no has vuelto desde que nos mudamos a París, por lo que te animo a ir. Pero ahora mismo, por esta noche... - El chico miró, de soslayo, al exterior, y su mueca cambió a una sonrisita de circunstancias. - Iba a invitarte a cenar, pero con el aguacero que está cayendo, no lo veo conveniente. ¿Qué te parece si pedimos unas pizzas y ponemos una película en el salón?

Esa noche, durante todas las noches y hasta que el mundo llegase a su fin, Jeanne sería suya.

_________________



Cuando la Justicia descansa un día, la Muerte trabaja el doble.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jeanne Reno
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
avatar

Aries Búfalo
Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 12/03/2012
Edad : 33
Localización : Donde me lleven mis pies

MensajeTema: Re: Il trillo del diavolo [Jeanne]   Miér Mar 28, 2012 7:05 am

Jeanne se sonrojó algo ante la primera frase de Abel, no sabiendo muy bien cómo tomárselo. Nunca le había llamado así, principalmente porque ella no era precisamente una doncella. Quizás más una amazona, una burra o alguna cosa así, pero no coincidía con el refinamiento que uno imagina al oír hablar de una doncella.

Notó cómo Abel se sentía más... fuerte, más reforzado, y Jeanne le sonrió suavemente. Ver que su presencia le daba aplomo y fuerza era algo que alegraba enormemente a la francesa. Después de todo, algo bueno tenía su influencia en él, ¿no?

Jeanne... Si te vuelvo a escuchar la frase "no te merezco", te juro por lo más sagrado que te dejo sin sexo durante todo un mes, si es necesario.

La muchacha dejó escapar un agudo gritito de sorpresa, antes de poner una expresión de gatito mojado, juntando ambas manos en el pecho del hombre, y haciendo pucheritos.

¡Nooooo! ¡Seré buena, te lo prometo, pero eso nooo! replicó, más contenta ahora a sabiendas de que Abel había recuperado bastante del buen humor como para bromear (porque estaba bromeando... ¿verdad? ¿VERDAD?

Me parece bien lo de que vayas a visitar a tu abuelo... Creo que no has vuelto desde que nos mudamos a París, por lo que te animo a ir. Pero ahora mismo, por esta noche... Iba a invitarte a cenar, pero con el aguacero que está cayendo, no lo veo conveniente. ¿Qué te parece si pedimos unas pizzas y ponemos una película en el salón?

¿Una de Kung fu? había esperanza en su voz, mientras sonreía de oreja a oreja. Saber que a Abel le parecía bien que fuera a ver a su único familiar vivo la resultaba revigorizante, pero la idea de ver una peli, juntos, como una pareja... eso era aún mejor. Y más si eran de las que le gustaban. Aunque no le desagradaban las románticas, todo fuera dicho, prefería las de acción... y evitar las de fantasmas. Esas cosas siempre le ponían el pelo de punta, y con las de terror se pasaba toda la película gritando y tapándose con un cojín.

Muy valiente, sí...

_________________

Si estás pasando por un infierno, sigue andando - Winston Churchill
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hades
Dios Hades [Administrador] [Juez]
Dios Hades [Administrador] [Juez]
avatar

Pez Búfalo
Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 12/03/2012
Edad : 33

MensajeTema: Re: Il trillo del diavolo [Jeanne]   Miér Mar 28, 2012 8:52 am

- ¿Una de Kung fu?

- Una de Kung fu... - Sonrió él, concediéndole el gusto.

Le dió un beso más intenso, abrazándola contra sí. Aquella noche sería larga y agradable, junto a la mujer de su vida. Y esperaba que así fuese por mucho, mucho tiempo.

[Una semana después...]

Habían pasado ya varios días desde el incidente con Minos, y aunque había intentado olvidarlo, aquellas palabras seguían retumbando en su mente. También, los sueños eses últimos días, habían sido más intensos, mucho más nítidos. Poco a poco, el Emperador que dormía en aquel cuerpo, estaba despertando, aunque todavía no habría cambios bruscos ni demasiado notorios. Abel, por su parte, había continuado con su trabajo, en uno de los conservatorios más exquisitos e importantes de toda Francia.

Jeanne se había decidido, finalmente, a elegir día para irse de viaje. Él debería también ir a darles una visita a sus padres, en cuanto sus obligaciones se lo permitiesen. Así que esa misma tarde, su pareja partía y él se quedaría solo unos días en París. Días que le servirían para intentar aclararse la mente. Eso sí, antes de que Jeanne se fuese... todavía tenía algo en mente. Algo a lo que le había dado vueltas desde hacía mucho.

Se había levantado más temprano de lo normal, y había preparado el desayuno para los dos. Desayuno que no dudó en llevarle a la cama a la chica. Eran las 7 a.m, y aunque sabía lo poco que a Jeanne le gustaba madrugar, tenía que hacerlo. Dejó la bandeja en un costado, sobre una gran mesita, y se sentó en el borde del colchón, acariciando el cuello de la fémina con una mano, soplándole suavemente en el oído, al susurrar...

- Arriba, dormilona...

_________________



Cuando la Justicia descansa un día, la Muerte trabaja el doble.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jeanne Reno
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
avatar

Aries Búfalo
Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 12/03/2012
Edad : 33
Localización : Donde me lleven mis pies

MensajeTema: Re: Il trillo del diavolo [Jeanne]   Miér Mar 28, 2012 9:58 am

Cuerpos. A su alrededor, ensangrentados, algunos aún calientes y otros aún fríos. Jeanne se irguió de pie ante la sombra, lanzando una mirada de desafío a la figura ensombrencida delante suya. Con un gesto cansado, manchó dos dedos en la sangre de uno de los cadáveres de armaduras negras y se pintó una raya bajo cada uno de sus ojos. Se puso en guardia, y sonrió.

El escenario cambió a un campo florido, pero ella seguía con su armadura, algo mellada, y la sangre manchando sus mejillas, con el pelo ondeando a su espalda. De pronto, se sentía en paz, tranquila, a gusto y a salvo. La figura en sombras extendió sus brazos, y de pronto pudo ver su rostro. Era Abel, que la sonreía con amor y ternura

Arriba, dormilona...

Los ojos de Jeanne aletearon unos segundos, antes de abrirse, aún adormilados. Se estremeció al notar el aliento de Abel en su cuello, poniendo los ojos ligeramente en blanco, sonriendo suavemente, antes de abrir de nuevo sus ojos marrones, que se clavaron en los orbes de su novio. Se giró suavemente en la cama, poniéndose bocaarriba. Una de las tiras de su camisón caía lánguidamente por su brazo, largo y ligeramente pálido. Levantó sus manos, acariciando las mejillas de Abel, aún sonriente

Buenos días, mi monarca susurró, acariciando con sus dedos las mejillas, atrayéndole contra sí, para darle un leve beso en los labios Mi sol, mi amor... Te voy a echar de menos sonrió aún, separándose, antes de sentarse algo más espabilada en la cama. Se estiró indolentemente, como si fuera una gata que se despertaba de una larga siesta ¿Qué hora es?

_________________

Si estás pasando por un infierno, sigue andando - Winston Churchill
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hades
Dios Hades [Administrador] [Juez]
Dios Hades [Administrador] [Juez]
avatar

Pez Búfalo
Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 12/03/2012
Edad : 33

MensajeTema: Re: Il trillo del diavolo [Jeanne]   Miér Mar 28, 2012 11:03 am

Sus ojos se entrecruzaron con los de Jeanne, y Abel le dedicó una cariñosa sonrisa para, posteriormente, corresponderle el beso que ella misma le regalaba. Le acarició suavemente el pelo, y le mordió la nariz, juguetonamente, antes de separarse y permitirle comodidad para desperezarse y levantarse.

Pero cuando aquella palabra salió de los labios de Jeanne, "Monarca", Abel la miró fijamente, de una manera tan intensa que podría horadar su alma y hacerla suya con tan solo desearlo.

- Mi doncella...

Sí, era ella. No tenía duda, y cada vez más Abel comenzaba a ser consciente de quien era. Los recuerdos, las palabras, el colgante, todo... Aún así, la conciencia del Emperador todavía no tomaba, totalmente, presencia en este mundo, aunque cada vez empezaba a ser más poderosa. Ya no latente, sino despertando. Finalmente, el pelinegro sonrió, con dulzura, antes de levantarse.

- Son las siete de la mañana. Sí, es temprano para tí. Pero recuerda que hoy viajas, y hay que dejar todo listo. Además... - Le dió un topecito, con la yema del dedo índice, sobre la puntita de su nariz. - Desayuna, dúchate y vístete. Tengo una sorpresa para tí cuando termines. Y no antes.

Tras eso, le guiñó el ojo y, tranquilamente, abandonó el dormitorio.

_________________



Cuando la Justicia descansa un día, la Muerte trabaja el doble.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jeanne Reno
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
avatar

Aries Búfalo
Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 12/03/2012
Edad : 33
Localización : Donde me lleven mis pies

MensajeTema: Re: Il trillo del diavolo [Jeanne]   Miér Mar 28, 2012 11:48 am

Jeanne se estremeció ante la mirada de Abel, notándose derretir y cómo le subían los colores. Le amaba sin lugar a dudas, y notó cómo se le formaba una enorme sonrisa bajo la mirada de éste. Una sonrisa a juego con la de él.

Son las siete de la mañana. Sí, es temprano para tí. Pero recuerda que hoy viajas, y hay que dejar todo listo. Además... Jeanne arrugó adorablemente su naricilla cuando el dios la tocó en ella, cerrando los ojos, debido a lo inesperado del gesto Desayuna, dúchate y vístete. Tengo una sorpresa para tí cuando termines. Y no antes.

¿Eh? ¡Espera, espera! pero ya era tarde. Estaba sola ante el croissant (ligeramente tostado, como le encantaba), la mantequilla, la mermelada, un café y zumo de naranja, fresco y recién exprimido. Notó el rugir de su estómago, y se encogió de hombros, engullendo con voracidad su sencillo pero a la vez, para su gusto, divino desayuno.

Casi salió corriendo del dormitorio, en un tiempo casi récord, dando saltitos con la bandeja en las manos, el camisón ondeando a su paso, no ocultando sus largas y torneadas piernas, descalzas, mientras caminaba alegremente por la casa. Tenía ganas de ver a su abuelo, pero Abel la conocía muy bien, y pecaba de mucha curiosidad. Y él la había picado. Según dejó la bandeja en la cocina, correteó en busca de su novio, con una enorme sonrisa

¡Ya estoy, cariño! ¿Qué es esa sorpresa, qué, qué? preguntó, casi a voz en grito, emocionada y extasiada. ¿Sería una serenata con su nombre? ¡Sería tan romántico...!

_________________

Si estás pasando por un infierno, sigue andando - Winston Churchill
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hades
Dios Hades [Administrador] [Juez]
Dios Hades [Administrador] [Juez]
avatar

Pez Búfalo
Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 12/03/2012
Edad : 33

MensajeTema: Re: Il trillo del diavolo [Jeanne]   Miér Mar 28, 2012 5:42 pm

Por supuesto que la conocía. No sabía Jeanne cuanto.

Mientras ella desayunaba, Abel terminaba su propio desayuno, y se encontraba en su sillón favorito, cerca del ventanal del salón, ojeando el periódico de esa mañana, como siempre hacía. Escuchó a su chica corretear por la casa adelante, dejar la bandeja en la cocina e ir hasta su posición. Dió un comedido sorbo de su café, sin levantar la vista del periódico.

- ¡Ya estoy, cariño! ¿Qué es esa sorpresa, qué, qué?

El chico ni siquiera tuvo que mirarla. Sabía más que de sobras que no había hecho lo que él le había pedido, aunque al menos sí había desayunado. Pero las sorpresas eran las sorpresas. Pasó, tranquila y parsimoniosamente, una página del periódico, antes de suspirar y negar con la cabeza, casi de manera reprobatoria.

- Te dije que cuando terminases de desayunar, ducharte y vestirte. Y juraría que aún te faltan cosas por hacer de todo eso, ¿verdad? Venga, no comas ansias, que todo llegará. Si no lo haces... Ya sabes lo que no tendrás en un mes.

Casi de manera siniestra, Abel alzó, finalmente, la mirada, clavando sus orbes ámbar sobre los ojos pícaros de su novia, y con una suave sonrisa de la misma índole, señal de que era muy capaz de cumplir su amenaza. No tuvo necesidad de añadir nada más y pronto su rostro volvió a ser, parcialmente cubierto, por el diario, el cual siguió leyendo.

En el hipotético caso de que Jeanne le obedeciese, y más valía, se encontraría, en la ducha que ambos compartían, y sobre la esponja de ella, una cajita de terciopelo negro. En el interior, primorosamente colocado, descansaba un precioso anillo de compromiso de delicada y carísima manufactura, con un pequeño pero puro diamante engarzado en el centro.

No solo eso, sino que, por añadidura, había una notita, con perfecta caligrafía, la de Abel, que ponía: "¿Quieres casarte conmigo?"

_________________



Cuando la Justicia descansa un día, la Muerte trabaja el doble.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jeanne Reno
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
avatar

Aries Búfalo
Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 12/03/2012
Edad : 33
Localización : Donde me lleven mis pies

MensajeTema: Re: Il trillo del diavolo [Jeanne]   Vie Mar 30, 2012 5:07 am

Te dije que cuando terminases de desayunar, ducharte y vestirte. Y juraría que aún te faltan cosas por hacer de todo eso, ¿verdad? Venga, no comas ansias, que todo llegará. Si no lo haces... Ya sabes lo que no tendrás en un mes.

¡Joo! la chica puso pucheritos infantil y graciosamente, mientras estiraba los brazos a los lados de su cuerpo, clavando su mirada en la de su novio Jo, no vale, me vas a matar de espectación dijo, poniendo ojitos. Pero al ver la mirada del muchacho, reculó ligeramente, poniendo cara de circunstancias. No era la primera vez que la castigaba así... ¡y era muy cruel, jo! parecía imposible lo dominante que era en la cama. Suspiró, dejando caer los hombros hacia adelante

vaaaale... me voy a duchar... musitó, yendo al baño arrastrando los pies, con la cabeza gacha. Entró a este, cerró con pestillo...

Un par de segundos después se oyó un grito horrible, aterrador, propio de una banshee furiosa indicando el final de tu vida, capaz de helar los huesos y despellejarte sólo de la impresión, mientras se oía un golpe en la puerta. Tras dos golpes más, el pestillo se abrió y un proyectil multicolor se abalanzó sobre Abel, lanzándole al suelo mientras aún gritaba, daba saltitos y lo besuqueaba entero

¡SÍ! ¡SÍ, SÍ, SÍ! ¡SÍ QUIERO, SÍ QUIEROOO!

_________________

Si estás pasando por un infierno, sigue andando - Winston Churchill
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hades
Dios Hades [Administrador] [Juez]
Dios Hades [Administrador] [Juez]
avatar

Pez Búfalo
Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 12/03/2012
Edad : 33

MensajeTema: Re: Il trillo del diavolo [Jeanne]   Vie Mar 30, 2012 5:36 am

Obviamente, Abel hizo caso omiso de los pucheros y protestas de Jeanne. Ya se la conocía muy bien. Continuó leyendo el periódico, como si nada, mientras la chica seguía rezongando un rato más. Cuando finalmente pareció rendirse y se fue, el pelinegro suspiró y apartó la mirada del papel impreso en tinta, antes de esbozar una ligera y suave sonrisa divertida.

Dejó tranquilamente el periódico a un lado, en la mesita que había en el costado del sillón en el que se encontraba cómodamente sentado.

- Tres, dos, uno...

Un grito atronador, más propio de un monstruo del submundo, resonó por todo el apartamento, como un eco aterrador. Se escucharon un par de golpes, mientras Abel permanecía totalmente tranquilo. Se imaginaba una reacción así. O eso, o tendría que ir a buscarla al baño después de que a Jeanne le diese un síncope. Lo siguiente que vió, fue un rayo multicolor abalanzarse sobre él. El pobre chico ni tan siquiera pudo reaccionar debido a tamaña velocidad, antes de estar tirado en el suelo, de espaldas, con sillón incluído (y, todo sea dicho, Abel aún estaba sentado en él).

Aunque un poco confuso al principio por el golpazo, de hecho, juraría que le saldría un ligero moratón en la zona de la mejilla, debido al cabezazo no intencionado que sufrió por parte de su chica, no dudó en abrazarla y acogerla contra sí, de manera protectora y cariñosa.

- Me acabas de hacer el hombre más feliz del mundo, Jeanne. Pero como te conozco... irás a ese viaje, y estarás el tiempo acordado o el que haga falta. Nada de venirte antes por comer ansias. No me voy a ir a ningún lado, ¿vale? - Comentó, mientras, aún en esa graciosa posición, le acariciaba una mejilla. Entrecerró los ojos, al tiempo que se le escapaba una sonrisa tierna. - Te amo... - Susurró, con verdadero amor por aquella mujer, antes de acercar su rostro al de ella y besarla como si no hubiese un mañana.

_________________



Cuando la Justicia descansa un día, la Muerte trabaja el doble.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jeanne Reno
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
avatar

Aries Búfalo
Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 12/03/2012
Edad : 33
Localización : Donde me lleven mis pies

MensajeTema: Re: Il trillo del diavolo [Jeanne]   Vie Mar 30, 2012 7:18 am

Me acabas de hacer el hombre más feliz del mundo, Jeanne. Pero como te conozco... irás a ese viaje, y estarás el tiempo acordado o el que haga falta. Nada de venirte antes por comer ansias. No me voy a ir a ningún lado, ¿vale?

Pero... cualquier posible queja (o insinuación sobre el horrible presentimiento que le habían causado esas palabras fueron apagados y ahogados con el beso que le dedicó el chico, haciéndola derretirse entre sus brazos, dejándose hacer, aún tumbada encima de él y el sofá caído. Sus dedos se introdujeron en la mata de pelo de él, acariciándole el cuero cabelludo del modo que sabía que tanto le gustaba, antes de que finalmente se separaron, momento en el que ella suspiró y apoyó su frente contra la de él

Bobo... vas a terminar casado con la mujer más loca y desquiciada sobre toda francia. sonrió suavemente, cerrando los ojos Minos se va a subir por las paredes... ¿Estás seguro de que quieres que me vaya? Habrá que hacer preparativos, y hacer las listas de invitados...

_________________

Si estás pasando por un infierno, sigue andando - Winston Churchill
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hades
Dios Hades [Administrador] [Juez]
Dios Hades [Administrador] [Juez]
avatar

Pez Búfalo
Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 12/03/2012
Edad : 33

MensajeTema: Re: Il trillo del diavolo [Jeanne]   Vie Mar 30, 2012 7:36 am

La única respuesta que Jeanne recibió por parte de Abel, fue una pequeña sonrisa, señal de que todo iba a estar bien y de que serían felices. Mas ese no fue el último beso que la chica recibió, pues pronto se le unieron más, al igual que caricias más intensas y más íntimas. Esa mañana, en las siguientes dos horas, ambos franceses se amarían como si no hubiese un mañana, como si el fin del mundo fuese a suceder al día siguiente.

Lo que no sabían, en ese momento, ambos, era que las parcas ya habían hilado el destino de aquel par de jóvenes. Un destino aciago y lleno de incertidumbres.

Uno donde la oscuridad sería dueña y señora de todo.

_________________



Cuando la Justicia descansa un día, la Muerte trabaja el doble.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Il trillo del diavolo [Jeanne]   

Volver arriba Ir abajo
 
Il trillo del diavolo [Jeanne]
Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» Mission “Jeanne d’Arc 2012″ llega a Río de Janeiro
» 8 REALES CARLOS III 1762 MADRID JP
» Ejercicio logístico conjunto “UNIDEF”
» Doble Sesión: George Garzone ( Crescent) & Jeanne Lee, Mal Waldron ( After Hours )
» COSAS DE ARTISTAS.......

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Saint Seiya Lost Heroes :: .::El Mundo::. :: .::Paris::.-
Cambiar a: