Un nuevo foro de Saint Seiya con personajes originales e inventados
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 El viaje interminable...

Ir abajo 
AutorMensaje
Jeanne Reno
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
avatar

Aries Búfalo
Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 12/03/2012
Edad : 33
Localización : Donde me lleven mis pies

MensajeTema: El viaje interminable...   Dom Abr 08, 2012 4:08 pm

Por fín había llegado a Atenas.

La verdad es que había sido toda una odisea y una tormenta emocional de una escala que jamás hubiera imaginado la sencilla Jeanne. Para empezar, en cuanto llegó a Carcasonne, se enteró de que su abuelo había muerto de un fallo cardíaco en su cama. Fué algo repentino, el día antes estaba sano como un toro y al siguiente, fulminado. Y no sólo eso, cuando llamó a su Abel (¡Su prometido! ¡Aún no se lo creía!) descubrió que los padres de él también habían fenecido poco antes que su abuelo. Demasiado ocupados con los temas de herencia y de los funerales, no pudieron verse las dos siguientes semanas. Jeanne heredó absolutamente todo lo que tenía su abuelo, al no tener más familiares, y entre ello se encontró también con un mensaje de su abuelo, que le pedía que, en caso de que le ocurriese algo, se embarcase en un viaje hacia Atenas para llevar dos cajas de metal, de un grabado hermoso, a una "vieja amiga" en Atenas. No daba muchas explicaciones, sólo una dirección, las dos cajas (una con el dibujo de un pegaso, la otra de un centauro alado con un arco), el billete de avión (casi parecía que su abuelo supiera cuándo iba a morir... y la idea resultaba perturbadora a Jeanne) e instrucciones precisas de mostrar las cajas en el aeropuerto.

No se creyó que le dejasen llevar ambas cajas consigo al avión, aunque obviamente superaban tanto el peso como el tamaño del equipo de mano y eran eminentemente metálicas, y más aún que le dejasen un asiento libre para colocarlas al lado. Era casi como un sueño, o el comienzo raro de algún comic.

Una vez puso el pie en Atenas, ciudad bajo el patronato de Atenea, Jeanne se sintió abrumada. Por supuesto, había mandado mensajes de texto con pelos y señales de lo que había tenido que hacer a su pareja, y aunque se sentía extraña, emocionada y excitada ante la inminente aventura, también estaba dividida, pues quería volver cuanto antes con su prometido. Suspiró, jugueteando con el anillo entre sus dedos, antes de esconderlo en su escote, atado con una fina cadena de plata, mientras negaba con la cabeza.

Lo mejor era no pensar en el futuro y tirar hacia adelante, como siempre le había dicho su abuelo.

Bueno... vamos allá. Me pregunto cómo será la vieja amiga del abuelo... Esperemos que no haya muerto ya, o si no, estoy en un problema... musitó para sí, comenzando el camino hacia la dirección marcada en la última voluntad de su familiar, un lugar llamado "Santuario", cerca de Villa Rodorio, el pueblo desde donde había comenzado el camino.

_________________

Si estás pasando por un infierno, sigue andando - Winston Churchill
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nandah
Bronze Saint de Andromeda
Bronze Saint de Andromeda
avatar

Tauro Gato
Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Edad : 31

MensajeTema: Re: El viaje interminable...   Dom Abr 08, 2012 4:29 pm

Desde la lejanía, el Santuario era muy similar a todas luces a una acrópolis griega, solo que sin el desgaste propio del paso del tiempo que sufrían otros grupos monumentales más famosos, como el de Atenas. No obstante, el nivel de cuidado de las diversas áreas era un poco desigual, como si la importancia de algunas quisiera ser destacada por encima de la de otras. De hecho, las zonas más descuidadas, donde las columnas derruidas y los escombros campaban a sus anchas, tenían un aire más hostil, como si fuesen campos de batalla.

Una curiosa escultura se encontró en el camino de Jeanne, alzada sobre un pedestal de mármol. Representaba a una esfinge, aunque en este caso sólo conservaba el cuerpo de león y las alas plegadas. La cabeza de mujer yacía entre los matorrales, dejando que parte de éstos creciesen en la grieta abierta en su sien. A pocos metros de la escultura, un muchacho se encontraba de espaldas a Jeanne. Se le veía delgado, fibroso aunque no precisamente atlético. Su cabello castaño hacía juego con su tez morena. A poco que se volviese, la chica reconocería unos rasgos claramente arábigos en su tez. El chico vestía con una sencilla camiseta y pantalones vaqueros un tanto sucios, y parecía estar muy concentrado, a juzgar por la forma en que cerraba los ojos.

Poco después, comenzó a girar sobre sí mismo, ejecutando una especie de danza mística. Jeanne contempló cómo el chico parecía ser capaz de girar perfectamente sobre sí mismo como si fuese una peonza, y conforme lo hacía, el Cosmos a su alrededor fluía con una facilidad pasmosa. Incluso algunas pequeñas piedras parecían levantarse e ignorar la gravedad, atraídas por la corriente de Cosmos como un agujero negro atrae y absorbe las estrellas.

La danza duró varios segundos más, hasta que de pronto, una de esas piedras "danzarinas" pasó muy cerca de la trayectoria de jeanne, y fue directa a su cabeza. Afortunadamente, no iba a tal velocidad como para hacerle daño, pero bastó para que el chico abriese de pronto los ojos, trastabillara y cayese al suelo, provocando que el resto de piedras cayesen y rebotasen con él. El joven de aspecto arábigo se frotó la cabeza, mascullando, y se fijó de pronto en la chica de pelo arcoiris.

-¡Ahí va!-exclamó, asustado-. ¡Lo siento, ni siquiera te había visto! ¿Te has hecho daño?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jeanne Reno
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
avatar

Aries Búfalo
Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 12/03/2012
Edad : 33
Localización : Donde me lleven mis pies

MensajeTema: Re: El viaje interminable...   Lun Abr 09, 2012 6:11 am

La peliarcoiris siguió avanzando por el sendero hasta encontrarse con una estampa que sólo podía definir como bella. Sin lugar a dudas, las ruinas daban cierto saborcillo al entorno, aunque era una pena que no estuviesen algunas tan bien conservadas como Carcasonne. Por un momento, se sintió tentada de hacerse un recorrido de Parkour, pero pronto su mirada se centró en algo más.

Un chico, quizás árabe, estaba girando sobre sí mismo. Eso no le llamó demasiado la atención (descontando que resultaba bonito y relajante... acompañado del violín de Abel seguramente sería una estampa preciosa), si no el hecho de que el ki fluía a su alrededor de un modo que pocos artistas marciales lograban. Era hipnótico, y la chica, cargada con las dos cajas (la de Pegaso a la espalda y la de sagitario justo encima), simplemente se quedó en el sitio, observando el espectáculo.

Entonces una piedra se lanzó a su cabeza a una gran velocidad, suficiente para que un humano normal se llevase una pedrada, pero no lo suficiente para hacer daño. Afortunadamente, Jeanne no era una humana normal, y su mano se movió rápidamente, cogiéndola al vuelo. Era una chinita pequeña, y si no hubiera sido por su acto reflejo, a lo mejor le habría provocado un pequeño corte con las pequeñas puntas. El chico se desconcentró, cayendo al suelo, lo que hizo sonreír a la chica

¡Ahí va! ¡Lo siento, ni siquiera te había visto! ¿Te has hecho daño?

Nada, nada, no me llegaste a dar. ¿Ves? Jeanne mostró la chinita dentro de su mano, antes de lanzarla al aire, cogiéndola de nuevo Menuda luchadora sería si me hubieras dado... Jeanne sonrió de lado, encogiéndose de hombros Hacía años que no veía a nadie acumular tan bien ki a su alrededor. ¿Eres de por aquí? No pareces griego.

_________________

Si estás pasando por un infierno, sigue andando - Winston Churchill
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nandah
Bronze Saint de Andromeda
Bronze Saint de Andromeda
avatar

Tauro Gato
Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Edad : 31

MensajeTema: Re: El viaje interminable...   Lun Abr 09, 2012 9:28 am

El hecho de que la chica de pelo arcoiris hubiese agarrado la piedra con unos reflejos poco comunes en un ser humano llamó la atención del joven de aspecto arábigo, pero no le alarmó. A fin de cuentas, sabía que ése era un rasgo común en muchos de los que allí vivían. Y el hecho de que la muchacha cargase con dos cajas doradas no le dejaba muchas dudas sobre su identidad.

El chico sonrió y se puso en pie, contento por ver que no le había hecho nada.

-Me disculpo una vez más, cuando estoy entrenando no soy consciente de lo que pasa a mi alrededor... salvo que alguien irrumpa en mi campo de Cosmos. Oh, no, no soy griego... Mi nombre es Abu al Mahdi, pero todos me llaman Nandah. Vengo de Egipto. -se sonrojó un poco por el comentario de la canalización del "ki", lo que él presumía que debía ser la forma en que ella llamaba al Cosmos-. Bueno... He tenido que entrenar muy duro. Mi maestro me decía siempre que Andrómeda era una de las armaduras que más exigían a la hora de canalizar el Cosmos. No se trata sólo de acumularlo, sino dejar que éste fluya, como la masa estelar de una nebulosa... -observó una de las piedras del suelo, que habían caído, por otra parte, formando un dibujo que podría recordar mucho al de una constelación. Pronto sonrió y agitó una mano-. Ah, pero me estoy enrollando. ¿Tú eres griega? No veo a muchos griegos con el pelo de color arcoiris...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jeanne Reno
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
avatar

Aries Búfalo
Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 12/03/2012
Edad : 33
Localización : Donde me lleven mis pies

MensajeTema: Re: El viaje interminable...   Lun Abr 09, 2012 10:13 am

Me disculpo una vez más, cuando estoy entrenando no soy consciente de lo que pasa a mi alrededor... salvo que alguien irrumpa en mi campo de Cosmos. Oh, no, no soy griego... Mi nombre es Abu al Mahdi, pero todos me llaman Nandah. Vengo de Egipto.

¿Abú? ¿Como el mono de Aladdín? Jeanne ladeó la cabeza, con una leve expresión de incomprensión... gesto que se convirtió en otro ladeo cuando el chico mencionó esas cosas de las nebulosas. Menudo entrenamiento más raro.

Ah, pero me estoy enrollando. ¿Tú eres griega? No veo a muchos griegos con el pelo de color arcoiris...

¿Hmm? Oh, no, no... No soy griega, soy francesa. Vengo a traer estas cajas como la última voluntad de mi abuelo sonrió de oreja a oreja Aunque lo de mi pelo jamás lo verás en ningún otro sitio. Empezó como una chapuza con un tinte y ha terminado siendo mi firma comentó, imprimiendo de orgullo su sonrisa, e hinchando pecho Pero no sabía que hubiera nadie que entrenase artes marciales así. Yo estudié Taekwondo comentó, mientras dejaba las cajas con cuidado a un lado, crugiéndose levemente el cuello ¿Qué te parece si hacemos algo de sparring? Mi abuelo siempre me dijo que entrenar con otros te hacía más fuerte... Por supuesto, me contendré para no hacernos daño: es un entrenamiento, no un combate a muerte

_________________

Si estás pasando por un infierno, sigue andando - Winston Churchill
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nandah
Bronze Saint de Andromeda
Bronze Saint de Andromeda
avatar

Tauro Gato
Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Edad : 31

MensajeTema: Re: El viaje interminable...   Lun Abr 09, 2012 6:29 pm

Apenas estaba intercambiando un par de palabras con aquella chica, y ya le estaba cayendo simpática. Se la veía muy franca, muy directa en su manera de hablar. Destilaba sinceridad, y eso a Nandah le gustaba. Estaba acostumbrado a ver a los occidentales como gente falsa y superficial, pero esa imagen se contradecía con la que le ofrecía aquella chica de sí misma.

Pero no sabía que hubiera nadie que entrenase artes marciales así. Yo estudié Taekwondo

-¿Taekwondo? No me suena eso, la verdad... -el chico se rascó la cabeza. No, no había tenido muchas oportunidades de estudiar artes marciales en su Cairo natal, desde luego.

¿Qué te parece si hacemos algo de sparring? Mi abuelo siempre me dijo que entrenar con otros te hacía más fuerte... Por supuesto, me contendré para no hacernos daño: es un entrenamiento, no un combate a muerte

El chico no pudo disimular una sonrisa emocionada cuando le hizo la proposición, y se crujió los nudillos, adoptando una posición que indicaba concentración.

-¿Por qué no? Será divertido. Por cierto, creo que aún no sé tu nombre -musitó, mientras la miraba fijamente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jeanne Reno
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
Bronze Saint de Pegaso [Moderador] [Juez]
avatar

Aries Búfalo
Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 12/03/2012
Edad : 33
Localización : Donde me lleven mis pies

MensajeTema: Re: El viaje interminable...   Mar Abr 10, 2012 12:22 pm

¿Taekwondo? No me suena eso, la verdad... bueno, era normal, no era un arte marcial muy extendida por occidente, y seguramente por El Cairo tampoco... Sin embargo, la siguiente respuesta de Abú le gustó. Parecía dispuesto para un poco de sparring, así que simplemente se colocó en una posición estándar de Taekwondo, la pierna derecha avanzada, el brazo derecho ligeramente agachado, la pierna izquierda flexionada y el brazo en horizontal al suelo, observando detenidamente a su contrincante.

Una suave brisa empezó a acariciar a ambos contendientes, mientras Jeanne le estudiaba levemente, sonriendo con seguridad

¿Por qué no? Será divertido. Por cierto, creo que aún no sé tu nombre

Ah, cierto. Soy Jeanne Reno, pero puedes llamarme Jeanne. O Jane, como te resulte más cómodo comentó, mientras empezaba a concentrar el ki en su cuerpo. Ya que su contrincante tenía un buen dominio de éste, lo mejor era tomárselo en serio. El suelo empezó a crepitar y crugir bajo sus pies, y en un momento dado, se hundió levemente bajo sus pies, mientras el pelo multicolor de la muchacha empezaba a agitarse a su espalda como si de una llamarada se tratase

¡En guardia! dicho eso, se abalanzó hacia adelante, pivotando rápidamente para lanzarle una patada rápida, con fuerza pero controlada, al brazo. Estaba claro que no iba a hacer más que daño, a lo sumo algún moratón, pero nada más. Un entrenamiento era un entrenamiento, vaya...

_________________

Si estás pasando por un infierno, sigue andando - Winston Churchill
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nandah
Bronze Saint de Andromeda
Bronze Saint de Andromeda
avatar

Tauro Gato
Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 18/03/2012
Edad : 31

MensajeTema: Re: El viaje interminable...   Miér Abr 11, 2012 5:47 pm

Nandah pudo sentir el Cosmos fluir a través de los poros de la chica, bajo la forma en que su cabellera ondeaba, y el suelo conformaba un hueco bajo sus pies. Era una chica fuerte, muy segura de sí misma y de su propia fuerza. Una oponente cuya estrategia se basaría en la agresión directa y sin contemplaciones. Bien... En tal caso, dejaría que ella ejecutase el primer movimiento.

Pudo ver, como si se ejecutase a cámara lenta, la forma en que desplegaba su pierna del suelo y dirigía una patada hacia su brazo. Un ataque certero, aunque su fuerza estuviese controlada. Una buena estrategia contra enemigos desprevenidos... pero Nandah la veía de venir de lejos. De hecho, su cuerpo no reaccionó a simple vista, pero lo que Jeanne golpeó no fue el brazo del egipcio, sino algo que se interponía entre su pierna y su objetivo. Algo que sus ojos acabaron apreciando como una corriente de Cosmos que giraba en espiral en torno a él y bloqueaba perfectamente un ataque físico común.

-¡Mi turno! -respondió Nandah, y con un grito controlado, se echó hacia adelante y lanzó dos golpes rápidos y precisos sobre los hombros de Jeanne, buscando hacerle retroceder y desestabilizarse, más que dañarla.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El viaje interminable...   

Volver arriba Ir abajo
 
El viaje interminable...
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Planeando un viaje a Buenos Aires en Febrero, alguien tiene datos de alojamiento?
» El gran viaje (Ultimo mensaje de Norbert Legget)
» Viaje al fondo del alma .( EL , enamorado )
» Elcano o el viaje al fin del mundo
» Viaje a mi interior

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Saint Seiya Lost Heroes :: .::El Santuario::. :: .::Afueras del Santuario::. :: .::Sendero Principal::.-
Cambiar a: